11 DE  MARZO DE 2019

Casa Carmen. Les Marines. Denia


El diseño de la vivienda nace con la idea del estilo de la casa payesa ibicenca, líneas simples, claras, luz controlada y el color blanco como trazos de inicio. ​ La vivienda queda mojada por la luz de la ciudad de Dénia, ubicada en un entorno donde se ha tenido que poner el acento solamente en su interior, teniendo que desviar la atención de lo que le rodea. ​ A la hora de proyectar, se ha seguido una formalidad rectilínea. Un diseño, donde la ubicación de los espacios viene dada por la trayectoria de la luz a lo largo del día. Al entrar, la vivienda nos recibe con una gran abertura con vistas hacia la piscina, en el primer plano, y hacia el castillo de Dénia en un plano más difuso. ​ Esta gran abertura, con capacidad de difuminar, una vez abierta, la relación interior-exterior, queda enmarcada por un porche de las mismas dimensiones, el cual mitiga la entrada del Sol en los meses más calurosos del año, favoreciendo de este modo su estancia en el mismo.
El acceso al interior de la vivienda se ha generado a través de un acceso lateral que viene acompañado por una gran abertura, la cual nos enmarca las vistas desde la zona de la cocina y el comedor, albergando una pequeña línea verde del jardín exterior en el interior de la estancia principal. ​
 El blanco como materia principal. Ésta ha sido la premisa que se ha seguido de principio a fin. El blanco como generador y conductor de la luz.
 Una cal blanca, en su fachada, que al llegar a su base sigue la misma trazabilidad y linealidad al emplear el microcemento blanco de continuidad. La base del proyecto podría traducirse como un gran lienzo blanco al que se le ha dotado de distintos pigmentos blancos para conformar todos los espacios. ​

WORDS :CARLES FAUS ARQUITECTURA

Comentario

No hay ningún comentario. ¡Sé el primero!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.