Habitado versus inhabitado

Un pequeño apartamento de 34 metros cuadrados, 4,5 m. de altura y una ubicación, el barrio del Born, en Barcelona. El proyecto de reforma de este espacio, llevado a cabo por Arquitectura-G, parte de una división en dos áreas. En una de ellas se sitúa la cocina y un armario que funciona como bar, mesa auxiliar y mesa de comedor. La otra zona es más íntima, y es el mobiliario a medida el que va graduando esta privacidad, que se beneficia de la altura del apartamento para colocar una cama en un tercer estadio.

El fotógrafo José Hevia ha sido el encargado de fotografiar la casa, y en dos reportajes diferentes podemos apreciar cómo una casa se transforma, adquiere vida y personalidad cuando encuentra un inquilino.

 

De las posibilidades infinitas de la reforma recién terminada hasta apresarlas en la concreción del espacio habitado, plasmado todo en las fotografías de José Hevia.

 

Comentario

No hay ningún comentario. ¡Sé el primero!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.