La calidez del aluminio

Parece increíble que algo tan mundano y relativamente frío como una cadena metálica de aluminio pueda convertirse en objeto decorativo, aportando carácter a un espacio. Independientemente de su función (tanto si se usa como separación de espacios, como cortina o como decoración de pared), sorprende la plasticidad de un material que hace que estas composiciones parezcan instalaciones de arte contemporáneo.

Los diseños son obra de Claire Davies, galesa afincada en Barcelona, y los edita la empresa catalana Kriskadecor. Hemos visto muchos productos de esta firma en las diferentes ediciones de Casa Decor, pero nos ha sorprendido gratamente esta colaboración, la primera en la que aportan sus diseños propios.

2 Comentarios

  • Una propuesta decorativa muy interesante. Me ha encantado la idea de cubrir la librería con ese motivo artístico. Un saludo
  • A parte de que son espectaculares colocando este tipo de cortinas le das un aire totalmente diferente a cualquier lugar. Lo haces único y original.

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.