Los cuadros bordados de Yolanda Andrés

A Yolanda Andrés la descubrí primero a través de la revista AD, para la que realizó el precioso trabajo de la imagen anterior; después la encontré por Instagram y empecé a seguirla, posteriormente he visto su nombre (y su obra) en diversos medios, y este fin de semana vi que hablaban de ella, como un valor en alza, en un suplemento de esos que regalan con el periódico. Y cada vez me he ido enamorando más de sus bordados, de esas obras de arte que borda (si se me permite el juego de palabras).

Zamorana de nacimiento, estudió Bellas Artes en Salamanca. Esta afición le viene de sus años de niñez en la escuela, en la que el bordado era una asignatura obligatoria para las niñas. Sus piezas, realizadas totalmente a mano, reivindican, con cierto tono naif, alegre y divertido, la esencia de lo artesanal frente a la excesiva tecnologización de la vida actual.

Libros, máquinas de fotos, gafas, ciervos, bodegones, platos, mensajes…, son algunos de los motivos que plasma con sus bordados, piezas que son verdaderas obras de arte, que ya han comenzado a exponerse en algunas galerías, como Mad is Mad.

Una artista con mayúsculas a la que no debemos perder la pista.

Más información: Yolanda Andrés

Comentario

No hay ningún comentario. ¡Sé el primero!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.