Red Bull Music Academy, la matrioshka arquitectónica

Hoy queremos presentaros un proyecto que nos ha cautivado por su originalidad. El estudio Langarita-Navarro arquitectos ha hecho de una de las naves del Matadero de Madrid la sede de la Red Bull Music Academy y así, imprimiendo un ritmo interior al gran espacio disponible, han dispuesto una serie de elementos, casitas de madera con tejado a dos aguas. Su silueta se dibuja, como la gráfica que marca un ecualizador, por debajo de la cubierta impresionante del edificio en el que se albergan.

La filosofía que han seguido es la misma que la del célebre souvenir ruso, las Matrioshkas; casas dentro de una gran casa, que configuran un paisaje casi de cuento. A este punto épico contribuye el hecho de haber creado un sinuoso jardin interior que discurre por este poblado que, visto en perspectiva, podría simular una maqueta.

 

El entorno lúdico se completa con colores vibrantes en los interiores y mobiliario colorista como las sillas Acapulco. Sin duda, un espacio donde el buen ambiente no es tan necesario crearlo, viene de serie.

Comentario

No hay ningún comentario. ¡Sé el primero!

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.