14 DE JULIO DE 2020

Rellenar un hueco urbano.


El edificio acoge en su cara norte la proporción de huecos, colores y composición del casco antiguo de Cabrera de Mar, en la costa del Maresme en Barcelona
y se apropia de los espacios comunitarios o se abre a la calle mediante grandes zaguanes sin renunciar a  un lenguaje más contemporáneo que se expresa con mayor intensidad en su cara sur, abierta al sol y a las vistas. Aquí  la estructura de hormigón crea una celosía  que actúa como un gran filtro, formando logias y pérgolas que protegen el interior de las viviendas. Aquí  se abre a la exposición del sol y la vida abierta a terrazas o patios En el centro se sitúan volúmenes (baños o armarios) que articulan y posibilitan todo este movimiento.   Se utilizan materiales sencillos pero de clara expresión: Hormigón, madera de pino y cerámica.

WORDS:OLGA FERNANDEZ 
PHOTOS: JOSE HEVIA

WORDS : OLGA FERNÁNDEZ
PHOTOS: NELSON GARRIDO 

1 Comentario

Deja tu comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.